Una melena joven en 3 claves beauty

Contra las canas, si no te gustan, se puede recurrir a los tintes o baños de color siempre y cuando respeten tu cuero cabelludo. Para recuperar el brillo natural del cabello, cuya pérdida es una consecuencia de la falta de colágeno, es necesario utilizar productos específicos que devuelvan esa luminosidad como champús o mascarillas. Para conseguir un efecto wow, se recomienda terminar la beauty session con un sérum o aceite. La gama Phytodensia incluye un ritual anti-edad para devolver la voluptuosidad de la juventud al cabello con tres sencillos pasos. Así que,  ¡toma nota!

1. Champú rellenador: es el primer producto de este ritual de rejuvenecimiento que actúa en cada lavado y aporta volumen, flexibilidad y ligereza al cabello debilitado gracias a su fórmula en espuma. La vernonia y el extracto de uva ayudan a reestructurar el cuero cabelludo para crear un ambiente propicio para el crecimiento de un cabello lleno de vida. El ácido hialurónico y el colágeno de acacia enriquecen la fórmula para rellenar y envolver la fibra capilar. Se recomienda aplicar dos veces y, durante la segunda, dejar actuar 2 minutos. 

2. Mascarilla fluida rellenadora: la mascarilla complementa al champú y es esencial para que el ritual tenga el efecto deseado. Su textura ultra fluida envuelve al cabello aportando suavidad, cuerpo y brillo al instante. Su aplicación se realiza de medios a puntas y se aconseja dejar actuar de 3 a 5 minutos.

3. Sérum rellenador: actúa como un elixir rejuvenecedor que repara el cabello desde la raíz. Además su fórmula no grasa facilita su aplicación, recomendada 3 veces a la semana con un suave masaje para que penetre en profundidad. 

Es importante seguir los 3 pasos de este ritual ya que, al hidratar la fibra capilar y aplicar productos específicos que favorecen el crecimiento y actúan como rellenadores naturales gracias al colágeno, se devuelve el brillo y la luminosidad de un cabello joven y lleno de vida. No esperes más para sumarte al ritual anti-edad con Phytodensia.