Tips para tonificar y estimular el cabello con una rutina desde tu hogar

En muchas ocasiones no disponemos del tiempo necesario para tonificar y estimular nuestro cabello. Pero, ahora que es obligatorio quedarnos en casa, ¿qué mejor que comenzar a realizar una rutina para el cuidado del cabello?

Utilizar prechampú


Para volver a tener equilibrio en el cabello, lo ideal es el uso de un prechampú. Un producto que, poco a poco, ha pasado a convertirse en vanguardia. Como su propio nombre indica, es un tratamiento que se emplea antes del champú con el objetivo de que nuestro pelo no se deshidrate en el lavado.

Motivos para su uso


Este tratamiento limpia y elimina las impurezas del cuero cabelludo. Para ello, en su elaboración se usan sustancias tensoactivas que contribuyen a suavizar esta superficie. Otra cualidad interesante es su capacidad de eliminación de los residuos de productos que se han aplicado anteriormente —por ejemplo, espuma o laca—, centrándose en tapar las zonas con más poros para hidratar el cuero cabelludo de un modo homogéneo.

La envoltura que se forma consigue que, a la hora del lavado, nuestro pelo se mantenga mucho más fuerte, hidratado y flexible. Además, se aleja de él a los minerales que se encuentran disueltos en el agua y que pueden perjudicarlo. Por último, una de sus ventajas más valoradas es el mantenimiento del tono de la melena, al aplicar una moderna tecnología de sellado del color.

Phytopolléine


Dentro de los prechampús, Phytopolléine es una opción muy destacable. Un tratamiento reequilibrante 100 % vegetal que actúa como una fuerza sanadora para nuestro cuero cabelludo.

Su modo de empleo es muy sencillo. Simplemente hemos de aplicarlo raya por raya en el pelo mediante un cómodo dosificador. Después masajearemos suavemente, dejaremos reposar unos 20 minutos y, finalmente, aclararemos con champú. En el caso de querer un tratamiento mucho más intensivo, lo ideal es dejarlo reposar durante toda la noche.

Usar mascarillas


Para que el pelo esté bien cuidado, no solo hemos de usar un prechampú, un champú y un acondicionador. También es fundamental el empleo de una mascarilla que se adapte a las necesidades de nuestro pelo, al menos, una vez por semana.

Existen diversas mascarillas para todo los tipos y problemas del cabello; por eso es imprescindible saber muy bien cuál es la idónea para que nuestra melena luzca radiante. Entre otras, las hay para cabellos rizados, lisos, reparados, revitalizados, con color o hidratados.

Algunos gestos diarios


Algunas conductas rutinarias también son de especial relevancia para nuestro cabello. En este aspecto, debemos resaltar que no es aconsejable usar demasiados productos de estilización, como espumas o sprays.

También es necesario que nos peinemos con el pelo recién lavado. De esta forma estimularemos el flujo sanguíneo del cuero cabelludo y repartiremos los nutrientes de forma mucho más equilibrada. Por último, lo mejor es que lo dejemos secar al aire libre para evitar el aire caliente que desprende el secador.

En definitiva, tonificar y estimular el cabello en el hogar es una rutina saludable y relajante, perfecta para esta etapa de impasse. Para conseguirlo, lo mejor es que empleemos Phytopolléine. Un excelente producto de Phyto, una marca especializada en tratamientos capilares de la mayor calidad y eficacia.