Propósito Phyto: frenar la caída del cabello

La cuesta de enero viene repleta de nuevos retos pero también de situaciones que podrán generar nervios y cansancio que acentúen la caída de nuestro cabello. Si quieres que esto no le ocurra a tu melena, ¡toma nota y ponle remedio con Phytocyane!

El tratamiento Phytocyane, creado en 1992, está compuesto por unas ampollas y por un champú. Ambos productos contribuirán a que el cabello deje de caerse y recupere su volumen, densidad y brillo al mismo tiempo. Un cuidado intensivo que mimará la melena durante la temida cuesta de enero y también el resto del año, ¿te animas a probarlo?

Un tratamiento exitoso desde 1992

Los años –y también los resultados- avalan la fórmula vegetal de Phytocyane, un tratamiento que tiene una doble acción: anti caída y cosmética. Se puede utilizar si tienes una alopecia difusa o temporal o bien si notas caída del cabello durante todo el año. ¿Sabes como aplicar las ampollas Phytocyane? ¡Es muy sencillo!

Si lo que quieres es frenar la caída de manera inmediata, opta por el tratamiento de ataque aplicando 1 ampolla 3 veces a la semana durante 1 mes.

Para un tratamiento de mantenimiento si notas que el cabello se te cae más que de costumbre pero no de manera preocupante, utiliza 1 ampolla a la semana durante 2 meses.

Rompe el extremo de la ampolla, coloca el aplicador y masajéalo por el cuero cabelludo escurrido. La fórmula Phytocyane se encargará del resto. Fomentará la producción de queratina y el crecimiento del cabello a la vez que potenciará el brillo y el volumen. Y todo gracias, entre otros ingredientes, a los extractos de Ginkgo biloba, a la corteza de viburnum, a la vitamina B y a las proteínas de seda. Además, sorprendentemente, también frena la aparición de las canas.

El tratamiento de ampollas se debe combinar con el champú Phytocyane, que al usarlo regularmente propicia que el cabello esté más denso. Este champú contiene procianidinas de uva, que protegen el bulbo piloso y previenen su envejecimiento. Notarás el cabello suave y fuerte tras utilizarlo unas cuantas veces.