Phytopolléine, el poder del equilibro

“Las mejores esencias se guardan en frascos pequeños” afirma un conocido refrán popular. Y muchas veces estos proverbios o citas que se han ido transmitiendo de generación en generación, encierran grandes verdades. No tienen por qué haber salido de boca de un personaje famoso, si han perdurado en el tiempo generalmente es por alguna razón de peso.

¿Sabes cuánto ocupan 25ml? En un frasco, muy poquito, apenas unos centímetros. Pero Phyto tiene claro que en ese pequeño espacio se puede concentrar un tratamiento único. Es el caso de Phytopolléine, un auténtico elixir vegetal que estimula el cuello cabelludo. 
El equilibrio es muy importante en todos los aspectos de nuestra vida y, por ejemplo, en nuestro cabello, cuando hay algo que no está como debería es posible que luzca seco y débil. La armonía la pueden romper desde una mala alimentación hasta el estrés o el clima, por eso, en estos casos, necesitamos un tratamiento que devuelva el equilibrio a nuestra melena.

25ml dan para mucho

Aunque parezca mentira, esta pequeña cantidad contiene el equivalente a 1.750 gr de plantas frescas. Phytopolléine se puede utilizar en cualquier tipo de cuero cabelludo, actuando como tratamiento reequilibrante y fuerza sanadora, ¡es ya un producto de culto 100% vegetal!
Hay que aplicar el producto raya por raya en el cuero cabelludo con el aplicador que incluye. Una vez repartido, se masajea suavemente y se deja actuar 20 minutos. Pasado ese tiempo, se lava con champú y se aclara. En caso de querer un efecto intensivo, se recomienda dejarlo reposar toda la noche.
Además de todos los extractos de plantas frescas, contiene aceites esenciales tonificantes que regulan de manera natural los niveles de sebo. Es decir, si tienes exceso de grasa o el cabello seco, Phytopolléine lo equilibra. Pero también es importante saber que Phytopolléine actúa como tratamiento preparador y consigue que el champú o los productos que apliquemos a continuación sobre nuestro pelo van a ser más efectivos. 
Utiliza Phytopolléine 3 veces a la semana, el aplicador te servirá para dosificar la pequeña cantidad que debes utilizar cada vez.