Phytomillesime Color Locker: larga vida al color


Salir contenta de la peluquería en muchas ocasiones es todo un logro. Pero cuando por fin localizas esa peluquería en la que te entienden y te hacen caso o bien tras mucho probar consigues encontrar ese color que tanto tiempo llevas buscando, ¡es toda una satisfacción!
Cuando te tiñes el cabello y, al llegar a casa, te miras al espejo, tu melena luce brillante y llena de color. El tono elegido, sea cual sea, resulta vibrante y deslumbra más que en ningún otro momento. Ojalá pudiera durar eternamente, ¿verdad?
Pero seamos prácticas. Ya que esto es imposible, nuestro objetivo ha de ser que el color se mantenga intacto el máximo tiempo posible y no pierda intensidad al lavarnos el pelo. Porque esto es una realidad: desde el primer champú el tono va disminuyendo y se desgasta.

Phytomillesime Color Locker es un producto que se aplica antes del champú y bloquea los pigmentos en el corazón de la fibra capilar. Como si de una barrera protectora se tratase, capta el color y evita que se desvanezca cuando nos aclaramos el cabello. ¡Con Phytomillesime Color Locker se acabó el miedo al champú, ya que su objetivo es prolongar nuestro color y mantenerlo siempre intenso!
Y lo consigue gracias a ingredientes de origen botánico como la manzana Red Love®, que con sus propiedades antioxidantes actúa como un escudo contra las agresiones externas. Del color brillante se encarga el extracto de hibisco, el cual suaviza las escamas del cabello.

¿Cómo aplicarlo?

Sobre el cabello seco y siempre comenzando en la raíz y terminando en las puntas. Su textura de gel en aceite se absorbe de forma casi inmediata y tiene un doble beneficio. Por un lado, el gel sella las escamas y, por otro, el aceite protege la fibra capilar. 

Una vez aplicado, deja que actúe entre 1 y 2 minutos y lava tu cabello con el champú Phytomillesime o con la crema lavante. ¡Verás cómo tu color se mantiene luminoso durante más tiempo!