Phytocolor kit: el tinte DIY

¿Sales tarde del trabajo, tienes cenas y cafés pendientes con amigas y se te ocurren muchos planes alternativos a ir a la peluquería al salir de la oficina? ¡Tíñete en casa!
Phyto ha creado la primera gama de coloración permanente compuesta por pigmentos vegetales, ¡sin amoniacos! Además de los pigmentos, los tintes de Phyto contienen otros ingredientes vegetales que convierten el proceso en fácil, efectivo y agradable:
- El aceite de Monoï y el aceite de Jojoba magnifican el color y embellecen el cuero cabelludo.
- El extracto de corteza de Jujubier evita los picores tan molestos cuando nos teñimos
- La Epalina es un aceite que protege el cuero cabelludo de la irritación
- La fórmula de los tintes de Phytocolor no contiene PPD ni resorcina, para evitar alergias y asegurar su tolerancia en todo tipo de pieles
El catálogo de Phytocolor es amplio y para todos los gustos. Está compuesto por 16 tonalidades, con una gama de colores que va desde el negro hasta el dorado pasando por el marrón. Encontrarás tu color ideal entre ellos. Y, una vez te decidas, es momento de adquirir tu kit Phytocolor. 
Sí, has escuchado bien, no es un simple tinte, es un kit de coloración compuesto por varios tratamientos que vienen en una práctica caja con todo lo que necesitas para lucir un color deslumbrante, ¿quieres saber lo que encontrarás dentro?

1. Un prospecto detallado con las instrucciones y el modo de empleo de los productos para que antes de comenzar el proceso conozcas todos los detalles.

2. El tubo de crema colorante de 50 ml con el tono que hayas elegido. 

3. Un frasco de 50 ml de leche reveladora y un par de guantes para que puedas aplicar el tinte de forma higiénica.

4. Una mascarilla Phytocolor de 12 ml que te ayudará a proteger el color y potenciar el brillo del cabello.

Siguiendo estos sencillos pasos conseguirás un color intenso y natural, con reflejos que acentuarán el brillo de tu melena. Al tener una alta concentración de pigmentos –hasta un 74%- el total del cabello queda cubierto desde la primera aplicación. ¿Te sumas al do it yourself con Phytocolor?