Phytocolor: coloración 100% natural

Es habitual asociar los productos de coloración con el deterioro casi inmediato de nuestro cabello. Puntas abiertas y secas, pelo quebradizo y un cuero cabelludo reseco. Estas serían las consecuencias naturales tras la aplicación de productos que no se preocupan por la salud capilar. Encontrar el tinte perfecto es una tarea difícil de prueba y error en la que si no se encuentra el adecuado, es probable que se termine por desistir. Pero gracias a la gama Phytocolor, esa búsqueda puede darse por finalizada. 

La gama Phytocolor se caracteriza por su base compuesta de ingredientes vegetales, sus tonos naturales y duraderos y, sobre todo, por su compromiso por cuidar nuestro cuero cabelludo. Phytocolor combina la alta tecnología con las propiedades vegetales de las plantas para obtener un color impactante y ultra brillante. Su alta concentración garantiza un color impactante natural con reflejos luminosos. Enriquecida con extractos vegetales, su fórmula con tratamiento nutre en profundidad y protege la fibra capilar para un cabello suave y flexible. 
Sin amoniacos ni elementos químicos que resientan nuestra fibra capilar ni cuero cabelludo, Phytocolor utiliza un elemento presente en el aceite de coco: la etanolamina, un componente orgánico e hipo alergénico que no genera picores presente en la gama Phytocolor sensitive, los cabellos más sensibles. 
Toda la gama está aconsejada para utilizar tanto para la primera aplicación como para un uso continuado. Además de conseguir un cambio de look aportando un color nuevo, todos los tintes cubren el 100 % de las canas. Solo basta con aplicar la mezcla del producto en la raíz y el sobrante en el cabello –si se tiñe por primera vez-, o retocar la raíz y el resto de medios a puntas – si se está cubriendo canas- y dejar actuar de 20 a 30 minutos. 

Truco de experta: para conseguir un resultado de lo más natural, cuando más del 50 % del cabello presenta canas, se aconseja mezclar un color natural con un color con reflejos, para un resultado óptimo.