Phyto se compromete con el medioambiente

Nuevos formatos más sostenibles y reciclables

El año 2019 está siendo y va a ser para Phyto una auténtica revolución green. Como dicen que ocurre con las personas, para la marca fundada en 1969 por Patrick Alès, lo importante está en el interior. Y es así como siempre ha trabajado: con productos que ponen su foco en la calidad, en el respeto y el cuidado al cabello; y, por supuesto, apostando por fórmulas beneficiosas tanto para el que las utilice como para el medioambiente.

¿Sabías que en los tratamientos de Phyto las extracciones de plantas reemplazan el agua? En sus fórmulas, cada ingrediente cuenta y de esta manera los productos de Phyto pueden llegar a tener fórmulas con un porcentaje de concentrado vegetal que llega casi al 100%.

Como bien dijo el propio Patrick Alès, “un cabello bonito no puede existir sin un cuero cabelludo sano”. Y hoy, 50 años después, los laboratorios Phytosolba tienen claro que un tratamiento efectivo cobra aún más sentido si va dentro no solo de un packaging bonito, sino también en el interior de un envase que sea responsable con el entorno.

Un paso más

Por eso, este 2019 Phyto ha decidido dar un paso más. La marca cambia por fuera pero no por dentro. Y lo hace adaptando los envases de sus tratamientos para que sean lo más consecuentes con la filosofía que lleva cinco décadas transmitiendo a sus consumidores.

Desde su formulación hasta su embalaje, Phyto se compromete del siguiente modo:

  • Las fórmulas lavantes que utiliza en sus tratamientos no contienen ni sulfatos, ni siliconas, ni colorantes. Puede que no te detengas a leer las etiquetas de los productos que utilizas, ¡pero deberías hacerlo! Los sulfatos, por ejemplo, son detergentes que además de eliminar la suciedad pueden generar en algunos casos irritación, picores o sequedad. Las siliconas a veces se acumulan en el cabello y provocan que este se ensucie con mayor facilidad, mientras que los colorantes pueden deteriorar el cuero cabelludo.


  • Los nuevos envases que ya están utilizando algunas de las gamas de Phyto son antidesperdicio, es decir, están pensados para que se pueda aprovechar el máximo producto posible. Esto se consigue con líneas rectas, diseños cuadrados, envases transparentes y presionables.


  • Los tubos más manejables que ha incorporado la marca permiten una dosificación perfecta, dando la opción de controlar aún más la cantidad de producto que extraemos.


  • Los packs de tratamientos son eco responsables. Desde el envase hasta el cartón, todos sus componentes son reciclable y, por ejemplo, el cartón ha sido obtenido de bosques gestionados de forma duradera y con certificación FSC.


  • ¿Para qué incluir cosas que no se utilizan? Adiós a los prospectos y a las cajas para los champús.