Olvídate de la caída y presume de melena esta primavera

No hay que alarmarse más de la cuenta, la caída de cabello es algo habitual en los cambios de estación y también en momentos de estrés. Encontramos un gran número de cabellos en nuestro cepillo, ropa, almohada y cuarto de baño de forma continua pero, si esto empieza a ser habitual y a aumentar, ¡ponle remedio!

¿Qué formato prefieres: ampollas o champú?

El tratamiento en ampollas Phytocyane es el primer tratamiento anticaída densificante. Fue creado en 1992 y es un auténtico concentrado de belleza y energía. Pero, ¿qué consiguen estas ampollas? En primer lugar, estimulan la renovación capilar, frenan el envejecimiento del bulbo piloso y fomentan la producción de queratina, pero también retrasan la aparición de canas y logran que el cabello luzca con brillo y volumen –gracias a sus vitaminas B y proteínas de seda-.

Cómo utilizarlo: 1 ampolla 3 veces a la semana durante un mes para tratamiento de choque. 1 ampolla a la semana durante 2 meses para mantenimiento. En ambos casos, se aplica el contenido de la ampolla sobre el cabello ya escurrido, raya por raya, con un suave masaje. 

El champú Phytocyane es al mismo tiempo estimulante y cosmético porque su finalidad es devolver a nuestra melena esa densidad y brillo que tanto echamos de menos. Y lo consigue gracias a una sinergia de activos vegetales única. 
        Cómo utilizarlo: su uso es tan sencillo y cómodo como el de cualquier otro champú.

Combina ambos tratamientos
Para un resultado óptimo, usa el champú regularmente al mismo tiempo que utilizas el tratamiento anticaída densificante Phytocyane. Sus beneficios se complementan y ambos contienen ginkgo biloba, que activa el metabolismo celular y procianidinas de uva que previenen el envejecimiento del bulbo piloso y lo protegen, entre otros activos. La primavera está a la vuelta de la esquina, ¡presume de melena!