Nutre tu pelo,¡en tan solo 3 pasos!

Gracias a los productos de la gama Phytoelixir

¿Y si te dijeran que en 3 pasos puedes nutrir tu cabello? ¿Y si encontraras un tratamiento que fuera capaz de transformar tu melena? ¿Te gustaría devolver la suavidad y el brillo a tu pelo? La respuesta, en una sola palabra: Phytoelixir. 

Dedicamos mucho tiempo a encontrar el tratamiento perfecto para nuestro cabello. Existen tantas y tan variadas opciones que nos perdemos en la búsqueda y muchas veces nuestro objetivo principal se desdibuja. Para todas aquellas que quieran nutrir de manera excepcional su cabello, la gama Phytoelixir es perfecta para conseguirlo. Una línea que está compuesta por cuatro productos que se aplican en tres pasos muy sencillos.

¿Quieres saber más sobre la rutina más nutritiva?

1. Antes de lavar el cabello.

La rutina comienza antes de entrar en la ducha, preparando tu pelo para la nutrición que le espera.

El aceite Phytoelixir se aplica antes del champú, sobre el cabello seco y de medios a puntas. Hay que dejarlo actuar durante 10 minutos y, pasado este tiempo, lavar con el champú o la crema lavante, el producto que hayas elegido. Este aceite es rico en vitamina E y lleva una combinación de cuatro aceites que le hacen muy especial y efectivo: aceite de yema de huevo, de germen de maíz, de karanja y de camelia. Todos ellos actúan en el cabello hidratando y aportando un efecto sedoso que aumenta su luminosidad. 

2. Para lavar el cabello.

Puedes optar por el champú o bien por una crema de aclarado, aunque lo ideal es combinar el uso de ambos. 

El champú Phytoelixir no contiene sulfatos y, al masajearlo sobre el cuero cabelludo, produce una ligera y discreta espuma. Estamos acostumbrados a que la espuma sea sinónimo de limpieza, pero no tiene por qué ser así, el champú Phytoelixir limpia delicadamente pero en profundidad. Se utiliza del mismo modo que tu champú habitual.

La crema de aclarado Phytoelixir es perfecta para esos cabellos muy secos que necesitan cambiar de aires de vez en cuando. Puede que nunca hayas escuchado hablar de ella, ya que es una mezcla entre champú y acondicionador, pero su uso es muy sencillo: aplica una nuez de producto de medios a puntas, masajea el cuero cabelludo y añade agua para repartir la crema. Una vez haya emulsionado, deja actuar unos 3 minutos y luego aclara con abundante agua. Esta crema regenera los lípidos, suaviza y potencia el brillo. Es perfecta para limpiar el cabello de forma suave.

3. Después de lavar el cabello.

La rutina no termina al aclarar el cabello, sino que continúa para conseguir resultados aún más visibles. 

La mascarilla Phytoelixir es muy cremosa y combina un dúo de ingredientes muy nutritivos: la cera de flor de Narciso y el aceite de macadamia, uno de los ácidos grasos palmitoléicos más ricos. Este extracto viene encapsulado en cronoesferas que se van liberando de forma progresiva, para que sus acciones duren varios días. Este tratamiento aporta brillo, facilita el peinado y devuelve al cabello su suavidad.