Nutre, hidrata, protege y regenera tu cabello seco en dos pasos

¿Tu pelo era más luminoso, fuerte y vital hace años? Seguramente la respuesta sea afirmativa, pero tranquila, ¡es normal! Con el paso de los años, el cabello se vuelve más seco que antes. La razón de esto es que la raíz está menos lubricada ya que la glándula sebácea que tenemos en el cuero cabelludo tiende a degenerarse con los años.

Respira hondo, porque tenemos la solución para frenar esa sequedad y recuperar la elasticidad, luminosidad y vitalidad que tu cabello necesita. Solo tienes que seguir dos sencillos pasos y asegurarte de incorporarlos en tu rutina de belleza capilar.

Los agentes externos como el sol, los tintes, el calor del secador o planchas o incluso los geles para activar los rizos no contribuyen a que el pelo respire de manera natural. Y seguro que más de una sigue estas pautas semanalmente desde hace años. Para combatir los efectos negativos que estos producen en nuestro cabello como es, principalmente, la sequedad del mismo, debemos recurrir a un champú altamente hidratante.

Phytojoba es un champú untuoso y suave que contiene flores calmantes de aciano y de malva. Ingredientes que combinados con una base limpiadora derivada del aceite de coco, confieren a esta loción extrema suavidad. Además, el aceite de jojoba, extraído de los granos de la planta, ha sido seleccionado por su suavidad y su notable compatibilidad con la naturaleza del cabello.

Como complemento al champú y para lograr un efecto óptimo, la mascarilla de la misma gama Phytojoba ayuda a hidratar de manera instantánea y proteger el cabello seco ya que no contiene siliconas. Por lo que notaremos esa suavidad tan deseada casi al momento. Truco de experta: dejar actuar la mascarilla de medios a puntas durante 5 minutos antes de aclarar.

Dedícale a tu cabello el cuidado que necesita y ¡verás cómo ni los años consiguen apagar la luz de tu melena!