Más volumen en una sola mascarilla

Phytovolumen rellena y aporta energía al cabello

Con cada cambio de estación, nuestro cabello se resiente. Son fechas en las que la melena actúa como termómetro de nuestro estado físico y emocional, ya que es una de las partes más sensibles de nuestro cuerpo. Por eso,suele ser de las primeras en las que percibimos tanto el estrés como la falta de alguna vitamina o el cansancio acumulado. 

Pero no solo los cambios de estación afectan al cabello, también se ve condicionado por la edad, las hormonas y otros muchos factores que están fuera de nuestro control. Para controlarlo no queda otra opción que aplicar algún truco casero –que, además de sencillos, en muchas ocasiones son muy efectivos- y encontrar el tratamiento que más vaya con nuestro tipo de melena. 

Trucos caseros

- El corte de pelo lo es todo. Ve a tu peluquero y dile que quieres capas, ¡muchas capas! Con ello conseguirás que la melena tenga movimiento y que, literalmente, el cabello no “pese” demasiado; o al menos no tanto como para aplastar toda la melena y hacer que encuadre más el rostro.

- Los peinados, ¡los reyes del volumen! Ondas, semi recogidos y, por qué no, algún pequeño cardado. Olvídate del liso impoluto y de los peinados sin movimiento ni gracia. Para el día a día es lo más práctico, pero, dándoles una pequeña vuelta, conseguirás grandes resultados.

- Masajea debajo del agua. Al aplicar el champú, hazlo con un rápido masaje que active la circulación de tu cuero cabelludo. Empieza desde la nuca y continua hasta la parte superior de la cabeza.

- Cómo lo secas, influye. Mucho más de lo que crees. Si optas por secar tu melena con la cabeza boca abajo, notarás cómo la raíz tiene más volumen. Esto determina cómo luce el resto del cabello. 

A la hora de elegir, es clave optar por gamas o líneas de tratamiento específicas para el volumen. Sérums, champús, geles, aceites… la gama es infinita. Las mascarillas, en concreto, son uno de los tratamientos más habituales ya que no requieren excesivo tiempo de aplicación, pero sí el suficiente para que el producto penetre en la fibra capilar y dé resultados.

La mascarilla Phytovolume es la elección perfecta si tienes el cabello fino y quieres conseguir más volumen. Se aplica, al igual que cualquier otra mascarilla, una vez hayas aclarado tú champú. Y, dejados pasar unos minutos, se aclara con abundante agua. Tiene un precio de 19,90€ y se presenta en un tubo de 150ml. Contiene extracción de milenrama –una planta medicinal clásica con múltiples utilidades- y tormentil, además de extracto de bambú, conocido por sus altas propiedades regenerantes y reafirmantes.

Te recomendamos que lo combines con el champú Phytovolume y con el spray Phytovolume para lograr maximizar los efectos de esta gama pensada, única y exclusivamente, para otorgar más volumen a la melena.