La importancia de una buena mascarilla

 “La base de un cabello cuidado es un buen champú y una buena mascarilla”. Esta es la frase que suena con más habitualidad en los salones de belleza cuando se les pregunta a los expertos cuál es el secreto de una melena sana y cuidada. Bien es verdad, que a estos dos productos y para un resultado sublime habría que añadir al ritual otros elementos como embellecedores, aceites y un saneamiento de puntas cada tres meses. Pero sin un buen champú y una buena mascarilla… no conseguiríamos tener un cabello de revista.

La importancia del champú queda más que resuelta, en la mayoría de los casos, pero no ocurre así con la mascarilla: no se le dedica el tiempo necesario ni se invierte lo que nuestro cabello demanda. Además, si no se elige la mascarilla acorde a la necesidad de tu salud capilar, no se conseguirá el resultado esperado. Por ello, hay que fijarse primero en el tipo de cabello que tienes y luego en la formulación que lleva el tratamiento, para así, tratar el problema desde la base.

Para cabello muy dañado

Si notas que a tu cabello le falta brillo, movimiento, se te enreda mucho e incluso se quiebra cuando lo cepillas, seguramente sea porque esté muy dañado debido a agentes externos como el calor del secador o la plancha, cambios climáticos o estrés y otras causas. Pero tranquila, existe un tratamiento de nutrición y reparación de excepción cuyos resultados serán notablemente visibles al poco tiempo de su aplicación. La mascarilla Phytokeratine Extreme envuelve el cabello e impregna instantáneamente la fibra capilar con su poder reparador y nutritivo sin apelmazar. Su fórmula está tan concentrada que con una nuez de producto de medios a puntas será suficiente. Dejar actuar entre 5 a 10 minutos para una mayor penetración.

Para recuperar la densidad y volumen

¿Notas tu cabello lacio? ¿Le falta el volumen que tenía antes? Eso seguramente se deba a que no estás utilizando un producto adecuado, además, por supuesto, del paso del tiempo. La consecuencia directa de esto es el afinamiento y falta de densidad. Y, por suerte, ¡se puede recuperar! ¿Cómo? Con la gama Phytodensia, creada especialmente para restaurar el cabello desvitalizado y fino. La mascarilla Phytodensia, de textura fluida y ligera, actúa sobre la fibra capilar, aportando cuerpo y sustancia al cabello, sin apelmazar. Su fórmula, a base de ácido hialurónico y colágeno de acacia, enriquecen el cabello para rellenar y envolver la fibra capilar.

Para cabello ultra seco

A veces ocurre que notamos nuestro cabello seco, especialmente en las puntas. Hacemos una coleta o trenza y vemos cómo al final de estas el cabello está frágil, seco y sin vida. Existe un tratamiento inmediato que nutre en profundidad el cabello ultra seco y consigue unos resultados en pocos días. La mascarilla Phytoelixir difunde un verdadero elixir nutritivo en la fibra capilar, para devolver la vida a tu cabello. Notarás cómo se vuelve más fácil de peinar e infinitamente más suave al tacto.