La caída del pelo en las mujeres

Cuando hablamos de alopecia, siempre pensamos que es un problema exclusivamente masculino. Nada más lejos de la realidad. La caída del pelo en las mujeres es un hecho que muchas veces escondemos, sobre todo por motivos sociales, pero merece la pena conocer sus causas y cómo podemos prevenir este problema de manera efectiva.

Diferente pérdida del cabello en hombres y mujeres


Antes de analizar las causas de la alopecia femenina es importante destacar que la caída del pelo en las mujeres tiene características muy diferentes a la de los hombres. De hecho, se caracteriza por una disminución de la densidad capilar en la parte superior y delantera, acompañada por un adelgazamiento de las fibras capilares que todavía potencia más la sensación de falta de cabello.

También hay que tener en cuenta que, en el caso de las mujeres, es muy difícil que llegue a producirse una calvicie total.

Tipos de alopecia femenina


Existen tres tipos de pérdida del cabello femenino, cuyas características debemos conocer para un correcto diagnóstico:

- Alopecia androgénica, que incluye la pérdida de volumen y la aparición de zonas claras y de franjas de cabello especialmente delgado.

- Alopecia areata, que aparece en zonas concretas por una inflamación de los folículos. No tiene causas concretas.

- Alopecia difusa, que es temporal y que aparece cuando el cabello muerto empieza a caer más rápido de lo habitual.

Causas de la caída del pelo en mujeres


No existe una sola razón por la que las mujeres podemos perder pelo. Por lo tanto, merece la pena señalar las causas más importantes de este trastorno:

- Los problemas hormonales. Uno de los trastornos más habituales en este sentido se produce después de la menopausia, cuando los estrógenos descienden y, en cambio, aumenta la cantidad de andrógenos u hormonas masculinas en el organismo. Esto hace que muchas mujeres a partir de los 50 años empiecen a perder cabello y, a la vez, puedan comenzar a dar muestras de hirsutismo en otras zonas de su cuerpo.

De todos modos, no podemos olvidar que los desequilibrios hormonales femeninos pueden darse en otros momentos de la vida de la mujer, ya sea por problemas como el SOP, por dejar de tomar anticonceptivos o por el embarazo.

- Las enfermedades de la tiroides también pueden hacer que el pelo se debilite y caiga, esencialmente debido a las oscilaciones de la hormona tiroxina en el cuerpo.

- La herencia familiar es otro factor que incide negativamente en la aparición de alopecia femenina.

- Una dieta desequilibrada puede provocar carencias nutricionales que provoquen la pérdida de pelo, como la falta de hierro.

- El tabaco también tiene efectos negativos en el cabello, al evitar que el organismo absorba correctamente parte de los nutrientes.

- El estrés es otro de los problemas que provoca la pérdida de pelo en mujeres. En este caso, no podremos revertir la situación hasta que seamos capaces de detectar cuáles son las causas directas de este problema de nerviosismo o ansiedad.

- Un tratamiento inadecuado del cabello, que incluye productos de peluquería con formulaciones agresivas, la aplicación continuada de tintes o, incluso, el uso frecuente de extensiones.

¿Cómo tratar la alopecia femenina?


El tratamiento adecuado para la pérdida de cabello en las mujeres pasa por conocer las causas que han ocasionado el problema. Así, podemos valorar la aplicación de terapia hormonal o de fármacos específicos, como el minoxidil.

Por supuesto, el trasplante capilar es una opción a contemplar. Aunque hay que tener en cuenta que en el caso de las mujeres es más difícil de llevar a cabo, porque la alopecia femenina se caracteriza por un aclaramiento general de la melena. En consecuencia, es más difícil encontrar folículos para hacerlo.

La importancia de la prevención


Evitar la caída de cabello en la mujer pasa por tener en cuenta ciertos aspectos que pueden ayudar en la prevención de cualquiera de los tipos de alopecia femenina. Así, con algunos pequeños cambios en nuestras rutinas, podremos incrementar la salud de nuestro cabello.

- El uso continuado de gomas del cabello y los peinados excesivamente tirantes pueden dañar las fibras capilares y acabar provocando su debilitamiento e, incluso, su posterior caída.

- En el mismo sentido, otro factor a tener en cuenta es el uso de fuentes de calor directas, como el secador o la plancha del pelo, que pueden acabar quemando las fibras.

- Del mismo modo, evitar el uso de champús y otros productos de peluquería con fórmulas químicas también nos ayudará a evitar una agresión continua al pelo que acabe dañándolo suficientemente para provocar su caída.

- Finalmente, no podemos olvidar que sanear la melena con cortes periódicos nos ayuda a tener un cabello más sano y fuerte.

Después de conocer las causas de la caída del pelo en mujeres y las opciones que hay a nuestro alcance para evitarla, no podemos olvidar que tratamientos específicos como Phytophanere y su champú nos permiten tratar la alopecia femenina con las mayores garantías de éxito.