El tratamiento IN para la caída ¿Qué son las cápsulas anticaída?

foto de las capsulas anticaida phytophanere duo
En el mercado existen dos formas fundamentales de tratar la caída del cabello. Estas pueden ser o bien de aplicación externa y directa, o capaces de alimentar al pelo desde el interior, se trata de las cápsulas anticaída.

¿Por qué se produce la caída del cabello?


Existen múltiples factores determinantes en la pérdida de grandes cantidades de cabello. Es importante saber que una cierta caída natural diaria es totalmente normal y, de hecho, es el proceso natural que el cabello debe seguir para mantenerse joven, sano y funcional.

No obstante, existen ciertos agentes externos que pueden producir una caída masiva. Estos pueden estar propiciados por diversos motivos: estrés físico o emocional, ingesta de medicamentos, factores genéticos, posparto, excedencia o ausencia de vitaminas, falta de proteínas, problemas hormonales o del tiroides, problemas de peso, inmunitarios, edad...

Esta situación llega a afectar tanto a hombres como mujeres, y se puede encontrar una u otra según el diagnóstico y momento en el que se comience a tratar el problema. Sin embargo, hoy encontramos en el mercado una buena variedad de soluciones que ayudan a combatir este desagradable problema.

Los tratamientos de aplicación sobre el cabello


Estos son los que se aplican directamente en el cabello: champús, sérums, ampollas, etcétera. Refuerzan la unión de la base de cada cabello al cuero cabelludo, así como desde el tallo para evitar que se quebrante.

También cumplen una función desenredante y suavizante, ya que muchas caídas masivas se deben a los nudos y a la fricción producida por un cepillado agresivo. Este tipo de tratamientos son denominados por la industria cosmética como tratamientos OUT, es decir, externos.


Tratamientos IN: un refuerzo desde el interior de nuestro organismo


Las cápsulas anticaída están cada vez más demandadas en el mercado, ya que han ido demostrando su efectividad de forma progresiva. Se basan en aportar a nuestro organismo todas las herramientas que necesita: estas se centran en atacar a la raíz del problema, aportando al cuerpo los nutrientes esenciales para que él mismo revitalice el cabello y éste luzca sano, resistente y con poca tendencia a desprenderse del cuero cabello.

Se comercializan una gran variedad de cápsulas, para todo tipo de necesidades, situaciones y bolsillos. La ingesta media recomendada suele ser de dos cápsulas
diarias. También producen efectos beneficiosos en las uñas, lo que no es de extrañar si tenemos en cuenta que su composición es esencialmente la misma que la del pelo.

¿Qué nutrientes componen las cápsulas anticaída?


Lo más importante: vitaminas. Específicamente la B6 y la B8. La primera debe consumirse de forma diaria a través de una dieta sana y nutritiva. Su carencia es uno de los factores que provocan esa temida caída del cabello. Esta vitamina es hidrosoluble, por lo que se encuentra en alimentos como los cereales, las legumbres, ciertos frutos secos, granos integrales, etcétera. Se elimina a través de la orina. Es muy importante para el proceso de absorción de la vitamina B12 y el hierro, así como para la correcta fabricación de anticuerpos y eritrocitos, es decir, de los propios glóbulos rojos.

La vitamina B8, por su parte, se encarga de la metabolización de los carbohidratos con el fin de obtener energía. Su carencia desemboca en notables problemas de salud, que pueden abarcar una importante cantidad de síntomas más allá de los físicos: su déficit puede propiciar, por ejemplo, la caída del cabello, e incluso producir rojeces en la cara. También se la asocia con los estados depresivos, la apatía y los hormigueos. Esta vitamina también es hidrosoluble, al igual que la B6, y la lista de alimentos en los que podemos encontrarla es muy similar, sumando además ciertos tipos de hortalizas.

El zinc es otro de los componentes de las cápsulas anticaída. Este mineral ayuda a combatir infecciones y virus, nos permite fabricar proteínas y facilitar los procesos de cicatrización, y ayuda al correcto funcionamiento de varios procesos corporales.

Su deficiencia severa causa caída del cabello, diarreas, pérdida del apetito, lesiones en la piel y un largo etcétera; no obstante, su ingesta en exceso puede ser también peligrosa. El chocolate negro, el arroz integral o las semillas de calabaza son alimentos con una buena concentración de zinc que deben ser consumidos de forma regular.

Productos que agrupan todos los componentes que necesitamos


Existen en el mercado productos como Phytophanere Dúo. Un complemento alimenticio de alta calidad que proporciona fuerza, crecimiento y volumen al cabello y las uñas. Este producto ha resultado de gran efectividad para personas con problemas de caída de cabello, por lo que es altamente recomendado por clientes satisfechos y fabricantes.

Las cápsulas anticaída como estas son una magnífica opción para quienes quieren mejorar su salud física desde dentro. Además, su utilización puede combinarse con otros tratamientos de aplicación externa o interna; siempre, eso sí, previa consulta con nuestro profesional médico o nutricionista de confianza.