Dime cómo es tu pelo y te diré qué champú necesitas

• Si te lavas el pelo frecuentemente porque tu día a día es ajetreado y no puedes parar quieta, prueba el champú Phytoprogenium. Es un champú inteligente pensado para uso casi diario que se adapta a todo tipo de pelo y mantiene el equilibrio del cuero cabelludo. Limpia de manera muy suave promueve la presencia de microorganismos beneficiosos en el cuero cabelludo. ¿Cómo lo consigue? Con leche de avena, que aporta suavidad y facilita el desenredo; y extracción de malva, que hidrata la fibra capilar.

• ¿Notas tu cabello demasiado fino? Si últimamente lo ves más apagado, sin brillo ni forma, es hora de utilizar el champú Phytodensia. Se trata de un champú que rellena la fibra y consigue aportar volumen y flexibilidad a la melena. El ácido hialurónico y el colágeno de acacia envuelven la fibra capilar; mientras que la vernonia y el extracto de uva devuelven la vida al cabello.

• Con el tinte, intensifica los cuidados. Y, ¿qué mejor que hacerlo con el champú Phytomillesime? Está expresamente creado para proteger el cabello contra la decoloración, ¡justo lo que necesitas! Tanto si tienes el pelo teñido o con mechas, notarás que, con cada lavado, el color se va perdiendo poco a poco y la textura deja de ser tan sedosa. La gama Phytomillesime está compuesta por extracto de Edelweiss –que tiene propiedades antioxidantes-, manzana Red Love® -para fortalecer la fibra-; y varios extractos de frutas y flores que consiguen que el pelo luzca brillante como el primer día.

• El cabello seco necesita una dosis extra de hidratación. El champú Phytojoba hidrata hasta las melenas más secas, aportándoles luminosidad y suavidad. Notarás la diferencia nada más salir de la ducha. O, también puedes optar por el champú Phytoelixir, que combina la cera de flor de Narciso con el aceite de Macadamia, para regenerar los lípidos del cabello y protegerlos.

• El uso de aparatos de color o, simplemente, los agentes externos que nos rodean cada día, dañan el cabello. Es hora de mimarlo con el champú Phytokératine, especialista en reparar hasta la melena más imposible. Lo consigue con la queratina vegetal, para devolver la resistencia y el brillo al cabello; y el ácido hialurónico, que retiene el agua en el núcleo, asegurando que el cabello permanece hidratado.