Consejos para conseguir un pelo fuerte y sano


De hecho, una mala alimentación derivada del estrés o inducida por ciertas dietas restrictivas puede incluso pasarle factura a nuestro cabello haciendo que se muestre sin brillo y débil. 
Tanto el cabello como las uñas tienen un alto componente de queratina, una proteína que contribuye a su renovación y crecimiento. La ausencia de esta proteína hace que estas partes del cuerpo se debiliten y rompan con facilidad. Por ello es importante ingerir alimentos ricos en vitaminas, nutrientes y sales minerales. 
Aunque no seas consciente, existen multitud de alimentos y vitaminas que ayudan a que tu cabello recobre su fuerza, densidad, brillo y elasticidad, así que… ¡anótalos en la lista de la compra y apúntate a la dieta capilar!

¿Minerales que fortalecen? ¡Sí!

Uno de los principales nutrientes es el hierro, presente en la carne roja y en ciertas verduras como las espinacas. Estas además contienen betacaroteno y vitamina C, que favorecen la circulación y oxigenación de nuestro cuero cabelludo; el zinc, presente en la carne, es fundamental para la creación de queratina; el magnesio ayuda al crecimiento del cabello y está indicado para frenar la alopecia. Encontramos este mineral en pescados de carne blanca.
Los frutos secos ricos en ácidos grasos insaturados como el omega 3 y omega 6 presente en nueces, almendras y piñones contribuyen a la creación de elastina y ayudan a mantener la estructura capilar. Pero ¡ojo! Una ingesta desproporcionada hará que tu cabello luzca más lacio debido a los aceites. Con el consumo diario de huevos, tu cabello tendrá mayor luminosidad y brillo gracias a los fosfolípidos que contienen.
No hay que olvidarse del aceite de oliva virgen extra que actúa como potente antioxidante, necesario para mantener un cabello joven y fortalecido. 

Vitamina extra para conseguir un cabello 100% fuerte

Si quieres que tu melena luzca fuerte, sana y brillante, es aconsejable tomar un aporte extra de vitaminas. Phytophanére es un complemento alimenticio rico en vitamina B6 que contribuye a la producción de la cisteína, creando queratina, mientras que la vitamina B8 y el zinc participan en su belleza y calidad.
Las estaciones en las que nuestro cabello sufre más son durante la primavera y durante el otoño. Por lo que para un tratamiento óptimo, se recomienda seguir 2 programas de 3 meses al año. 

Truco de experta

La zanahoria es rica en betacaroteno, vitamina C, potasio y fósforo lo que estimula el crecimiento y devuelve elasticidad y grosor al cabello.  Beber un zumo a diario contribuye al fortalecimiento de uñas y pelo prácticamente al instante. ¡Pruébalo y apúntate a la dieta capilar!