Usar un protector solar para el cabello: El mejor escudo contra los rayos UV

Usar un protector solar para el cabello El mejor escudo contra los rayos UV
Estamos acostumbrados a proteger nuestra piel del sol, con productos de tratamiento facial y corporal, pero, ¿Cómo protegemos nuestro cabello del sol? 

Una excesiva exposición al sol puede hacer que nuestro cabello se vea opaco, decolorado y frágil, y que además sea propenso a las puntas abiertas y el encrespamiento.

¿Por qué es tan importante proteger el cabello del sol?


Cuando la radiación de la luz ultravioleta (UV) penetra en la cutícula del cabello (la capa protectora más externa del eje del pelo), pueden producirse unas moléculas altamente reactivas llamadas "radicales libres", capaces de provocar daños de diferentes maneras:

  • Cambios de color: La melanina, el pigmento natural que le da color al pelo, nos regala cierta protección: combate a los radicales libres y también absorbe y filtra luz UV. Sin embargo, la radiación UVA excesiva altera el pigmento, causando cambios de color. Esto ocurre en todos los tipos de cabello, aunque el daño es más visible cabellos claros con menos protección de melanina.
  • Secado del cabello: La luz del sol seca el pelo y desvanece cualquier colorante artificial presente en el mismo.
  • El daño estructural: Con la exposición a la radiación UVB, los radicales libres atacan a las proteínas del cabello, especialmente a la queratina, que es la que compone el eje del cabello.
Por supuesto, el daño solar en el cabello no es tan grave como el daño en la piel. Las partes vivas del cabello (folículo, raíz, vaina de la raíz y la glándula sebácea) se encuentran debajo de la piel y están protegidas. 

Eso sí, a corto plazo, el cabello dañado afecta a la apariencia, que tiene incidencia directa en nuestra imagen y la confianza en nosotros mismos. Por ello, si no nos sentimos felices y a gusto con el aspecto de nuestro cabello, tal vez podamos sentirnos inseguros e incómodos.

Los 6 Phyto consejos de protección:


  1. Aplicar una rutina de protección solar para el cabello. Con el calor, los UV, el cloro, la sal, etc, el cabello se puede deshidratar y deteriorar, por lo que el uso de productos que lo hidraten, protejan y nutran, es la base de un cuidado adecuado. Desde Phyto, te aconsejamos la gama de productos Phytoplage.
  2. Usa un sombrero. Los mejores son los de ala ancha, busca uno que esté fabricado con un material que permita que el cabello y cuero cabelludo respiren.
  3. También puedes recogértelo en una trenza, o cubrirlo con un pañuelo.
  4. Hidrata el cabello para evitar que se seque excesivamente.
  5. El cabello húmedo o mojado es más débil y más vulnerable al daño. Si vas a nadar, enjuágalo primero con agua limpia para protegerlo de la decoloración por el cloro y la sal.
  6. Recoge el cabello largo para evitar enredos, y rocía con protector solar. Después de nadar, enjuaga de nuevo con agua limpia y vuelve a aplicar la protección solar.

La gama Phytoplage para proteger tu cabello del sol


Esta gama es ideal para dar solución a un problema muy específico: el deterioro de nuestro cabello en verano debido al sol, el salitre y el cloro. Aunque no lo parezca, mientras nosotros estamos de vacaciones, nuestra melena puede estar sufriendo sin que nos demos cuenta.

Si aún no la conoces, es momento de que sepas algo más sobre ella. Phytoplage incluye tres productos que se pueden complementar entre sí con un objetivo común: proteger, hidratar y reparar nuestro cabello. No es que esta época del año sea la única en la que tenemos que cuidar nuestra melena, pero sí es una de las candidatas perfectas para estropear nuestro pelo debido a la alta exposición al sol, al cloro y a la sal.

Durante las vacaciones, resulta muy fácil olvidarse de las rutinas de belleza. Por eso, cuanto más las simplifiquemos, más sencillo nos será llevarlas a cabo. Los productos de la gama Phytoplage son sencillos de aplicar y no requieren que les dediques mucho tiempo:

  • El básico, el champú Phytoplage, sirve para el cabello y para el cuerpo. Su textura gel crea una espuma muy ligera que consigue eliminar la arena y la sal. Desde su primera aplicación se nota cómo su médula de bambú hidrata la melena. Y si lo pruebas en la piel, verás cómo la suaviza.

  • Los clásicos nunca fallan y el aceite Phytoplage cuida el cabello desde su lanzamiento en el año 1974. Protege el cabello del sol, la sal marina y el temido cloro. Perfecto si quieres conseguir un efecto mojado mientras tu pelo se nutre.

  • Frente al sol, el velo protector Phytoplage hace la función de escudo protector. Es una protección invisible contra los rayos UV que no engrasa nuestro cabello, pero sí le aporta un aroma a jazmín y rosa mosqueta muy agradable y un brillo muy característico.