Conoce los alimentos que te ayudan a eliminar la caspa

Cabecera alimentos caspa post


La eliminación de la caspa es algo que a menudo se complica. Probamos todo tipo de métodos y no damos con el tratamiento adecuado. Entonces comienzan los nervios, que activan aún más su generación y el problema se convierte en endémico, cuando en realidad tiene tratamientos muy concretos. Y es que, entre las causas que pueden incrementar las probabilidades de aparición y el agravamiento del problema, es fundamental el estrés.

¿Qué es la caspa?

Básicamente, y excluyendo otros problemas como una mala elección de champús o hábitos de aclarado, la caspa se produce por un incremento de las células muertas en la piel del cuero cabelludo.

¿Cómo se producen los depósitos?

Este incremento se deriva de un acortamiento del tiempo de vida de las células, que normalmente es de 28 días. Esto se traduce en una necesaria, más rápida y frecuente regeneración de las mismas, provocando que se acumulen residuos en escamas que se adhieren al cuero cabelludo.

¿Qué provoca la caspa?

La causa principal de este proceso se encuentra en un hongo que está presente en el cuero cabelludo de todas las personas, el malassezia globosa. Este hongo se alimenta del sebo o grasa que generamos y se activa cuando la producción de esta se acelera.

¿Por qué no afecta a todo el mundo igual?

Aunque el microorganismo en cuestión es el mismo, no tiene un grado de actividad idéntico en todas las personas, y si bien todos tenemos caspa, no todos la generamos en el mismo grado.

La aparición de la caspa suele coincidir con la pubertad, activándose y desarrollándose potenciada por el proceso hormonal que aviva la actividad del hongo. Este proceso hormonal no es idéntico en todos y, por tanto, la actividad tampoco lo es. Al cesar esta revolución hormonal, hacia los 20 años, la caspa tiende a reducirse.

Nutrición y caspa

Sí bien existe una relación directa entre la nutrición y la caspa, una dieta solo va a ser efectiva si está correctamente enfocada en su conjunto.

¿Cómo incide la alimentación en el desarrollo de la caspa?

Si la actividad hormonal es el factor desencadenante y potenciador, y esta es diferente en cada persona, hemos de considerar que el metabolismo también ejerce una gran influencia. De esta manera, la forma que tenemos de metabolizar los alimentos va a influir decididamente en nuestra propensión a mantener el mismo acelerado y, por tanto, a desajustar el ciclo de renovación de las células, alimentando así la actividad del hongo.

Conviene acudir a un nutricionista que nos aconseje una alimentación enfocada a la ralentización de nuestro metabolismo. Pero esto puede implicar no solo cambios en nuestra alimentación, sino otros que también afecten a la aceleración del metabolismo, como son nuestros hábitos de descanso o actividad física.

Alimentos anticaspa

Una nutrición completa y enfocada personalmente va a conseguir resultados tangibles sobre nuestra actividad metabólica.

Debemos tener en cuenta que muchos programas de adelgazamiento que combinan deporte con nutrición se basan en la aceleración del metabolismo y, en muchos casos, utilizan suplementos y complementos específicos para este fin. También existen tratamientos de belleza que buscan, precisamente, la regeneración más frecuente de las células. Por consiguiente, si te sometes a alguno de estos programas es muy posible que notes un incremento de la producción de caspa.

Por lo general, estos son los alimentos que ayudan a la reducción de la caspa:

Jengibre - Es un excelente alimento tonificante, antibacteriano y desintoxicante. Gracias a sus propiedades antisépticas naturales, es un alimento que no debe faltar en tu lucha contra la caspa.

Plátanos - Ayudarán a tu cabello a regenerar los nutrientes que necesita, por ello, es recomendable que te apliques una mascarilla con plátanos maduros unos 20 minutos.

Garbanzos - Gracias a su vitamina B6 y zinc resultan fundamentales para reducir la caspa.

Aguacate - Este alimento resulta un gran antioxidante y es rico en ácidos grasos, por ello te ayudará a nutrir tu cabello. Aparte de que sería recomendable su consumo, aplícalo directamente a modo de mascarilla sobre tu cabello durante 30 minutos.

Ajo - Tiene alta concentración de alicina, que es un compuesto antifúngico natural que ayuda a deshacerse de la caspa. Se puede utilizar en la dieta, o puede aplicarse en el cuero cabelludo como un tratamiento increíble para la caspa.

Pipas de girasol - Estas semillas son ricas en muchos nutrientes esenciales que ayudan al cuero cabelludo. Ayudan en el control de la producción de sebo, ya que son una gran fuente de zinc y vitamina B6. Las semillas de girasol pueden mejorar tu digestión y aumentar el metabolismo, y por lo tanto, controlar la caspa.


¿Qué hacen los champús anticaspa?

Los champús son un remedio para eliminar la caspa ya que se orientan a una limpieza profunda, trascendiendo la del cabello para centrarse en la actividad de limpiar el cuero cabelludo y reducir el sebo, despegando las escamas de piel muerta.

Tipos de caspa y tipos de champú

Dado que la piel de cada persona tiene unas características determinadas, la caspa que se va a generar presenta las mismas características. Principalmente vamos a enfrentarnos a caspas grasas o caspas secas, y en función de esto debemos elegir nuestro tipo de champú. Cuando la caspa es abundante puede producir picores, lo que podremos solucionar escogiendo un champú que incorpore componentes que los alivien.

En resumidas cuentas, mantener el metabolismo equilibrado y usar un champú adecuado en función de las características de cada piel y cabello, junto con una alimentación adecuada, son las claves para un equilibrio efectivo respecto a la caspa.

En Phyto disponemos de 3 tratamientos diferenciados , porque no todo el cabello con caspa es igual:

Si tu problema es el cabello con caspa y exceso de sebo, disponemos del champú anti-caspa purificante específico para eliminar caspa a la vez que su efecto regulador disminuye la secreción de sebo y regula el cuero cabelludo.
Si a pesar de tener caspa, tu cabello es seco, te recomendamos que utilices nuestro champú anti-caspa hidratante que aporta hidratación y brillo al cabello. Contiene ingredientes activos vegetales sublimadores que reestructuran la fibra capilar.
Por último para los casos de caspa más rebelde, Phyto ha creado su champú anti-caspa intensivo PhytoSquam Intense Champú  que elimina eficazmente la caspa sin dañar ni alterar la estructura de la fibra capilar, siempre respetando tu cabello.