Aprende a desenredar el cabello fino sin romperlo

"Mi pelo es demasiado fino", "tengo el pelo enredado" y "cuando intento cepillarlo, se rompe con facilidad". Seguramente, si estás leyendo este artículo, te sientas identificada con estas situaciones. Es cierto que un tipo de pelo fino es mucho más débil y, por lo tanto, se puede romper con mayor facilidad. Sin embargo, como casi todo en esta vida, tiene solución y ésta se llama: cuidados específicos.

¿Cómo desenredar el pelo y no morir en el intento?

1. Utilizar siempre productos específicos para tu tipo de pelo. En este caso, para el cabello fino. Existen muchas marcas, pero, para un tratamiento más efectivo, trata de evitar los productos con un alto nivel de silicona o muy pesados.

2. Agua templadita. Ni muy fría ni muy caliente, ya que eso contribuiría al debilitamiento del cuero cabelludo.

3. Acondicionador para un desenredado fácil y evitar que se electrice el pelo. Un pelo con mucha electricidad, a la hora de peinarlo, corre más riesgo de romperse. Eso sí, a la hora de aplicar el acondicionador, hazlo solo en las puntas, para no engrasar la raíz.

4. Después de lavarlo, hay que retirar el exceso de humedad con una toalla. Realizar movimientos suaves, sin frotarlo. El pelo mojado es mucho más difícil de desenredar y trabajar, ya que además se daña con más facilidad.

5. Los cepillos, muy importante. Se recomienda usar un peine para desenredar y cepillos suaves de cerdas naturales para evitar que se rompa.

6. A la hora de desenredar, separar los mechones de pelo más enredados, no hacerlo todo a la vez ni empezando por la raíz, ya que empeoraras los nudos. Es importante comenzar por las puntas y, una vez llegues a un nudo, desenredarlo poco a poco con la ayuda de un peine y, si no, con los dedos.  

7. Evita planchas, secadores y otros dispositivos similares. El calor es fatal para el pelo, ya que lo quema y se vuelve frágil. O si es imprescindible para el peinado utilizar secador, plancha, tenacillas…..al menos utiliza un protector térmico adecuado.

8. ¡Masajes! Antes de ir a dormir es muy recomendable realizar suaves masajes circulares sobre el cabello para estimular perfectamente la microcirculación y, así que el pelo obtenga un mejor aspecto. Si prefieres también puede ser en la ducha mientras limpias tu cabello, el agua fresquita en vez de muy caliente, también te ayudará a vigorizar el cuero cabelludo.

9. Mantener una dieta equilibrada y variada es vital. Sobre todo, debe ser rica en proteína y vitamina del tipo B. Algunos de los alimentos con más cantidad de estos nutrientes son los huevos, la leche, las carnes y, por supuesto, las frutas, verduras y demás.

10. ¡Atrévete con un corte! Los estilismos cortos están cada vez más de moda. Un pelo fino y muy muy largo tendrá más probabilidades de enredarse, puesto que tiene más peso y más frágil.

Por si aún quieres más:

- Duerme con una trenza y una funda de almohada de seda o satén.

- Cepillarlo suavemente antes de la ducha y después en mojado pásale un peine muy suavemente una vez aplicada mascarilla o acondicionador.

- ¿Si hace viento? Un buen recogido o una coleta.

Además de todos estos cuidados para lograr que tu cabello no se enrede, te recomendamos utilizar un tratamiento para facilitar el peinado, que aporte hidratación, brillo y tacto sedoso sin apelmazar el cabello fino. En Phyto hemos desarrollado un aceite fluido lácteo hidratante llamado HUILE SOYEUSE, se aplica diariamente o tantas veces sea necesario para poder desenredar tu cabello. Lo ideal es aplicarlo tras la ducha y directamente en el cabello secado suavemente (para no enredarlo más) con toalla. Pero si por las noches realizas un recomendable cepillado antes de irte a dormir, te aconsejamos pulverizarlo en medios y puntas para no romper tu cabello.


huilesoyeuse500x500.png