Antes del secador y la plancha: Phytokératine

Proteger el cabello del calor es esencial para que luzca impecable

En invierno, añoramos el calor del verano. Durante gran parte del año, pensamos en esos grados de más que nos dan vitalidad, que propician más planes y aumentan las ganas de exprimir cada día al máximo. Asociamos, de forma inconsciente, las altas temperaturas con las vacaciones, la diversión y todo lo bueno que conlleva el verano. Pero, ¡cuidado! El calor no solo acarrea cosas positivas, también puede ser perjudicial en algunas ocasiones. Por ejemplo, para nuestro cabello. 

El calor no es, ni de lejos, el mejor amigo de nuestra melena. Es más, su relación puede llegar a ser incluso complicada si no la medimos y excede ciertos límites. Y es que, desde 1890, año en el que se utilizó el primer secador, el calor ha servido para moldear, secar y dar forma a las melenas de mujeres de todo el mundo. 

La frenética rutina que seguimos día tras día nos hace querer ver resultados lo antes posible. Y esto propicia que muchas veces abusemos de los aparatos de calor como el secador o las planchas. Por eso, debemos proteger el cabello como es debido antes de utilizarlos, para que la melena no sufra más de la cuenta y no se dañe ni debilite a causa del calor. 

¿Para qué sirve un protector de calor?

Si aún no utilizas uno, es momento de que empieces a hacerlo. Seguro que estas razones de convencerás si aún no lo tienes claro. 

- El protector de calor consigue que el cabello no se rompa con tanta facilidad ya que mantiene la humedad en la fibra capilar.
- Su uso evita la sensación de encrespamiento y sequedad del cabello. Estará menos rebelde y permanecerá tal y cómo lo moldeemos durante más tiempo.
- Al utilizarlo, el brillo de la melena no se daña. El cabello no luce apagado ni sin vida.
- Protege el color, en caso de que tengas el cabello teñido o con mechas. 

El spray Phytokératine es un tratamiento reparador termoactivo. Su uso se recomienda tanto para cabellos sanos como para cabellos dañados o quebrados. Su fórmula contiene queratina vegetal y se activa mediante el calor. Es decir, al entrar en contacto con las planchas o cuando recibe el aire caliente del secador, la queratina vegetal reconstruye el cabello y lo hidrata al mismo tiempo. 

El ácido hialurónico uniformiza la cutícula, lo que consigue que el cabello tenga más brillo y no se encrespe. Mientras que el extracto natural de uva protege toda la melena del calor. El spray Phytokératine es muy sencillo de utilizar, tan solo hay que vaporizar el tratamiento sobre el cabello limpio y húmedo, de medios a puntas.