Año nuevo, cabello nuevo

Empieza un nuevo año y con él aparece una interminable lista de propósitos, buenas intenciones y retos por cumplir. Cambiar de trabajo, aprender idiomas, apuntarse al gimnasio o viajar más, entre otros muchos. Pero ¿qué ocurre con nuestras rutinas de belleza? Esas que nos hacen lucir más guapas y atractivas en cada foto, en cada espejo y en nuestro día a día.

 

Puede que este año que acaba de comenzar sea el momento perfecto para olvidarse del cabello quebradizo, para ponerle remedio a esas puntas abiertas y a tu melena rebelde y encrespada. ¿Por qué no incluir entre tus objetivos de este año el lucir un cabello hidratado, radiante y lleno de vitalidad? ¡Es hora de que mimes tu pelo!

 

La gama Phytokératine Extrême resulta idónea para reparar de una forma inmediata tu cabello gracias a la queratina vegetal que contienen todos sus productos. Esta queratina está compuesta por 18 aminoácidos que se obtienen del trigo, el maíz y la soja y que rellenan y reconstruyen la fibra capilar dañada. Además, la manteca de zapote y el aceite de baobab nutren y suavizan de manera extrema, como su nombre indica, aportando ácidos grasos esenciales a tu melena.

 

Tan solo tienes que incluir en tu rutina capilar estos 4 productos fáciles de utilizar:

 

1.      Champú Phytokératine Extrême: para limpiar de manera suave y profunda, este champú consigue que el cabello luzca sedoso, flexible y brillante.

 

2.      Crema lavante Phytokératine Extrême: esta fórmula no espumosa no se trata de un champú ni de un acondicionador, si no que es una crema que limpia a la vez que suaviza y repara el cabello. Perfecta para alternar su uso con el del champú.

 

3.      Mascarilla Phytokératine Extrême: si el cabello está excesivamente dañado y seco, esta mascarilla se funde con la fibra capilar, reparándola al instante sin apelmazar.

 

4.      Crema reparación Phytokératine Extrême: Tras el aclarado, esta crema nutritiva además de reparar el cabello, lo disciplina e ilumina para lograr un acabado único.

 

Propóntelo y consíguelo: ¡Año nuevo, cabello nuevo!