Adiós a las puntas abiertas y al cabello quebradizo

Ya estamos en primavera pero parece que el tiempo aún no quiere darnos una tregua. Borrascas, vientos fuertes y un clima desfavorable nos acompañan durante estos días. Es posible que no lo sepas, pero las agresiones externas en ocasiones se convierten en la peor pesadilla de nuestro cabello.

 

La rotura, las puntas abiertas, el encrespamiento y una melena seca y apagada son los principales daños colaterales del viento y el sol. Pero como no podemos influir en el tiempo, lo único que está en nuestras manos para cuidar el cabello es utilizar tratamientos apropiados y efectivos.

 

Ni dos ni tres, ¡un solo gesto!

Con la crema lavante Phytokératine extrême solo es necesario un único gesto para lavar y reparar nuestra melena. Phyto ha ideado este producto que no es ni un champú ni un acondicionador, si no una fórmula no espumosa en formato de crema que no apelmaza.

 

Estamos acostumbrados a que al aplicarnos el champú y masajearlo sobre el cuero cabelludo se produzca espuma. Pero la espuma no es sinónimo de limpieza, por lo que no es necesaria para que nuestra melena quede limpia y brillante tras el aclarado.

 

La crema lavante Phytokératine extrême limpia en profundidad gracias a la decocción de saponaria, al mismo tiempo que repara el cabello dañado -principalmente por los agentes externos-. El secreto reside en su fórmula, compuesta por queratina vegetal, que rellena y reconstruye la fibra; y por aceite de baobab y aceite de buruti, que reparan y nutren.

 

¿Cómo utilizarlo?

Dependiendo de los resultados que se quieran obtener, el tratamiento se hará en seco o en mojado y se alternará con el uso de champú:

 

·         Sobre el cabello mojado

Se aplica aproximadamente una nuez de producto de medios a puntas, se masajea el cuero cabelludo y se añade agua para repartir la crema. Tras 2 o 3 minutos, se aclara con abundante agua.

 

·         Sobre el cabello seco

Aplicar unas gotas de crema lavante sobre el cuero cabelludo, masajear al mismo tiempo que repartimos el producto hasta las puntas y dejar actuar entre 2 y 5 minutos. Para terminar, se aclara con abundante agua.