A la playa en 3, 2, 1…

Imagina que pudieras incluir en tu bolsa de aseo un producto que realice tres funciones: proteger, hidratar y reparar. Un tratamiento que mime tu cabello y lo cuide durante los días en los que menos pendientes estamos de seguir rutinas de belleza –y probablemente en los que menos tiempo le dedicamos a este tipo de cuidados-. Deja de imaginar porque existe y es la gama Phytoplage.

Dentro de ella, hay cinco productos que se adaptan a tus necesidades y que tienen varios formatos y usos diferentes:

1. Spray reparador: visto y no visto, este tratamiento exprés contiene una fórmula vegetal que desenreda y rehidrata el cabello de manera intensa. El spray Phytoplage se vaporiza de medios a puntas, bien sobre el cabello seco o bien sobre el pelo húmedo. Tras desenredar, se peina sin aclarar.

2. Champú rehidratante: es un 2 en 1 que sirve tanto para cabello como para cuerpo. El champú Phytoplage es un gel que crea una espuma ligera y elimina la sal, la arena y el cloro. Se puede incluso aclarar con el agua del mar. Contiene médula de bambú e hidrata el pelo al mismo tiempo que suaviza la piel.

3. Velo protector: en días de playa, cuando nuestro cabello está más expuesto a los rayos UV, el velo protector Phytoplage actúa como una protección invisible que no engrasa el cabello pero lo cuida. Un escudo con perfume de jazmín y mosqueta que mima el brillo y la luminosidad de nuestra melena.

4. Mascarilla reparadora: para nutrir intensamente y reparar el cabello dañado, aplica la mascarilla Phytoplage tras el champú, sobre el cabello húmedo. Deja actuar 5 minutos y aclara con abundante agua.

5. Aceite protector: avalado por una fórmula de 1974, el aceite Phytoplage protege nuestra melena del sol, la sal del mar y el cloro de la piscina. Nutre la fibra capilar y aporta un brillo efecto mojado tan irresistible como su aroma afrutado.