¿Qué eres capaz de hacer en 3 minutos?

Pero en esos 180 segundos se puede hacer mucho más de lo que pensamos. Escuchar tu canción favorita, sacar unos billetes de avión, preparar un buen desayuno, ver el tráiler de esa película que tantas ganas tienes de que estrenen… ¡y conseguir una melena envidiable!
Existe la leyenda urbana de que las mascarillas, cuanto más tiempo se dejen actuar, más efecto hacen. Pero no es cierta, ni mucho menos. Si el tratamiento es el adecuado, con aplicar la mascarilla y mantenerla el tiempo que se indique en el envase, es suficiente para reparar tu cabello. 

La clave es que encuentres la mascarilla que se adapte a la perfección a tu tipo de pelo. Phyto nos da a elegir entre 3 mascarillas que transformarán tu cabello en 3 minutos:

Si tienes el cabello ultra seco, utiliza la mascarilla Phytoelixir. Su textura untuosa combina dos activos nutritivos que consiguen que la melena esté sedosa y llena de vida. El primero es la cera de flor de Narciso y el segundo el aceite de Macadamia. Notarás cómo tu pelo adquiere un brillo especial, se vuelve más fácil de peinar y mucho más suave al tacto. Sí, ¡todo eso en 3 minutos!

Si tienes el cabello muy dañado y quebradizo, tu mascarilla es Phytokératine Extrême. Ya solo su apellido, Extrême, indica que su acción es para aquellas melenas que han sufrido agresiones externas y necesitan una nutrición excepcional. Al contacto con el pelo, se funde y envuelve todo el cabello con una textura única. Tras el aclarado se notan sus efectos: vuelve la consistencia, la suavidad y el brillo, y todo ello sin apelmazar.

Si tienes el cabello fino y últimamente lo notas sin vida, prueba con la mascarilla Phytodensia. La edad también se nota en el cabello y este tratamiento consigue restarle años devolviendo a nuestra melena la voluptuosidad y vitalidad de la juventud. Dos de sus secretos son el ácido hialurónico y el colágeno de acacia, que rellenan la fibra capilar.