¡ Olvídate de las puntas abiertas !

Es la queja más escuchada por los peluqueros de todo el mundo y uno de los mayores quebraderos de cabeza que nos da nuestro cabello.
La facilidad con la que nuestras puntas se abren es asombrosa. No importa que te hayas cortado el pelo hace un mes, que mimes las puntas con los productos adecuados en cada lavado, la edad que tengas o tu tipo de cabello… siempre existe alguna punta rebelde que se abre.
¿Por qué aparecen?
Generalmente, las puntas se abren cuando el pelo está un poco seco y débil. La cutícula de nuestro cabello se debilita y este se vuelve quebradizo. Es entonces cuando comienza la pesadilla, conocida con el nombre científico de tricoptilosis. La corteza queda expuesta en algunos casos y el cabello se fragmenta dividiéndose en dos o tres partes.  Sin embargo, por todos es conocido que existen algunos factores que contribuyen a la aparición de puntas abiertas:

- Cepillar en exceso. Cuando el pelo está mojado es mucho más sensible. Utiliza el cepillo adecuado para desenredar tu melena y evitar que sufra más de la cuenta. Apuesta por los peines de dientes anchos o los cepillos de cerdas naturales.
- Utilizar aparatos térmicos para el secado. Las puntas abiertas surgen con más frecuencia cuando exponemos nuestro cabello a las altas temperaturas. Lo ideal sería eliminar o reducir el uso de planchas, secadores y tenacillas o hacerlo con moderación.
- Los tintes químicos poco a poco van debilitando los lípidos encargados de mantener las fibras capilares unidas. 

¡Combátelas!

Cuando ya existen, no queda otro remedio que cortar por lo sano. Pero antes de que empiecen a quebrarse, se pueden prevenir utilizando productos como, como por ejemplo, el sérum Phytokératine. 
Con él, las puntas se vuelven suaves gracias a los péptidos de seda que contiene y el cabello luce más brillante debido a su aceite de palmera de Brasil. Tan solo aplicando una gota sobre el cabello húmedo, de medios a puntas, se consigue que la queratina vegetal y el ácido hialurónico del sérum Phytokératine reconstruyan la arquitectura del cabello y le devuelvan su tasa de hidratación idónea.