¿Encrespamiento? ¿Qué es eso?

Pero, además, cuando estamos cerca del mar, con el calor, el sol y algunos otros agentes externos, el problema se acrecienta. Lo que muchas no saben es que el encrespamiento no es otra cosa que la consecuencia de un cabello poco hidratado. Recuerda esta fórmula y evítala: cabello seco + clima húmedo = encrespamiento.
Si todavía no te has rendido y sigues creyendo que es posible olvidarte de él, apunta estos consejos para que el encrespamiento pase a la historia:

- Aclara tu cabello con agua muy fría. Aunque lo laves con agua templada, si bajas la temperatura en el último aclarado conseguirás una dosis extra de brillo.

- Al salir de la ducha, quita la humedad de tu pelo suavemente, no frotes la toalla contra el cabello para evitar friccionar lo menos posible. Luego desenreda también con cuidado, evitando los tirones y utilizando un cepillo adecuado, mejor si es de fibra natural. 

- Aprovechando el buen tiempo, intenta reducir el uso de aparatos de calor. Quita el exceso de humedad con el secador y deja que tu pelo se seque al aire este verano.

- Utiliza Phytolisse, un sérum alisador que aporta un acabado brillante. Garantiza un alisado perfecto durante todo el día y su misión es erradicar los rizos no deseados y el encrespamiento rebelde.

Phytolisse, enemigo número 1 del encrespamiento

Phytolisse no necesita aclarado y se aplica sobre el cabello muy escurrido o seco. Solo con dos gotas, extendidas de medios a puntas, se consigue una melena lisa y con aspecto sedoso al instante. Además, el extracto de altea y la provitamina B5 hidratan y protegen el cabello pero no lo apelmazan.

Su formato de 50 ml es muy práctico. Llévalo en el bolso y olvídate del pelo encrespado, ¡Phytolisse será tu aliado tras los ch