¿Cómo diferenciar una caída capilar normal de una excesiva?

La preocupación por tener un cabello sano y fuerte

La caída del cabello es un problema común en multitud de mujeres, en especial en las estaciones de otoño y primavera. No obstante, es necesario prestarle atención para comprobar si se trata de algo normal o, por el contrario, puede ser el signo de una afección más grave. El cabello sufre un proceso natural de renovación, por ello es lógico encontrar restos en el cepillo, la ropa o la ducha. Entonces, ¿cuándo debes alarmarte ante una caída capilar?

Causas de la caída capilar
Es complicado identificar qué provoca la caída del cabello. Existen varios factores que pueden ocasionarla y que debemos tener en cuenta, tales como el estrés, causas hormonales, una mala alimentación, una enfermedad, los efectos secundarios de alguna medicación, embarazo y parto, exceso del uso de aparatos de calor como el secador o la plancha, fumar... Obviamente, cuantos más de estos factores se acumulen, más posibilidades tendrás de sufrir una caída capilar que supere el límite de lo que consideramos normal.

¿Cuándo debes empezar a preocuparte por la caída capilar?
Como media, lo normal es perder entre 50 y 100 cabellos al día. Teniendo en cuenta que tenemos más de 100 000, la cifra ya no te alarma tanto, ¿verdad? Es esencial que trates de controlar la cantidad que pierdes diariamente en el cepillo, la ducha o la almohada y, si crees que superas las cifras, te plantees visitar a un dermatólogo.

¿Cómo prevenir la caída?
Nuestro estilo de vida acelerado nos impide tomarnos el tiempo que deberíamos para cuidarnos, pero debemos hacer un esfuerzo en beneficio de nuestra salud. Tómate las cosas con más calma y procura mantener una actitud positiva; seguro que ya has notado que el estrés es el peor enemigo de tu cabello.

En cuanto a la alimentación, está en tus manos. Elabora una dieta rica en proteínas, verduras y alimentos con vitaminas del grupo B. Preocúpate de que a tu cabello no le falten los nutrientes necesarios para verse fuerte y sano.

¿Cuándo debes acudir al médico?
No creas que se trata de un problema superficial. En ocasiones, la caída capilar puede ser un síntoma de un problema más grave en tu salud. No es cuestión de alarmarte, pero es conveniente que te tomes en serio el control y posible tratamiento de tu cabello. Su caída la padecen un 60% de las mujeres, por lo que puedes ver que es algo muy común, tal como explicábamos anteriormente. Sin embargo, es mejor que te asegures de que, en tu caso, se trata de un nivel normal que puede mejorar adoptando algunos hábitos saludables.

Tratamientos para prevenir la caída del cabello
No olvidemos lo eficaces que pueden ser algunos tratamientos a la hora de fortalecer el cabello. En nuestros días, existen multitud de ellos destinados a prevenir su caída, y no debes ignorar la ayuda extra que puede ofrecerte un complemento alimenticio o un tratamiento anti-caída completo con fórmulas vegetales y naturales para conseguir que tu cabello crezca fuerte y resistente a la caída.

Phytologist 15 es un tratamiento anti-caída absoluto que reconstruye la abundancia capilar, frenando la caída del cabello. Aplica 3 veces a la semana una ampolla completa sobre el cuero cabelludo y acompáñalo de un suave masaje. Para maximizar su eficacia, completa el tratamiento con Phytophanère, un complemento alimenticio que dará fuerza y vitalidad a tu cabello y uñas.

¿A qué esperas para frenar la caída de tu cabello?