¿Cómo afecta el sol a tu cabello?

Incluso el sol, el astro más brillante, tiene su lado oscuro. Por eso es necesario protegerse de él siempre que vayamos a estar expuestos directamente. Dependiendo de varios factores como la edad, la sensibilidad de nuestra piel, el tipo de cabello o el propio ambiente en el que vivimos, el sol nos afecta de distintas formas. Pero lo cierto es que siempre acaba teniendo algún que otro efecto en nosotros.
El pelo es, en muchos casos, el gran olvidado. Nos protegemos con gafas de sol, con cremas para la cara y todo el cuerpo, pero, ¿y nuestro cabello? También sufre y necesita que lo mimemos con detenimiento todo el año y, aún con más motivo, durante la época estival. ¿Utilizas sombreros y tratamientos específicos? ¿Te preocupas por el durante el verano?

Una gama solo para tu cabello

Para que luzca estupendo en cualquier época del año, la gama Phytoplage está compuesta por cinco productos pensados exclusivamente para cuidar de nuestra melena. 
El aceite protector Phytoplage es perfecto si tienes el pelo seco o si debido al sol, al agua del mar o de la piscina, lo notas dañado últimamente. Para conocer su fórmula hay que remontarse a 1974, año en el que se ideó por primera vez. Tiene una combinación de ingredientes vegetales explosiva: extractos de caléndula, sauce y romero para hidratar y suavizar, cera de oliva nutritiva y aceite de ricino para potenciar el brillo. Pulveriza este aceite sobre tu cabello y conseguirás proteger el cabello con su filtro UV, preservar su color y un efecto mojado con brillo y un perfume afrutado muy agradable. 

El champú Phytoplage es un 2 en 1, con todas las ventajas que este tipo de productos conllevan. Se puede utilizar en el pelo y también en la piel e incluso se puede aclarar con el agua del mar. Al principio parece un gel, pero al aplicarlo genera una espuma muy ligera que elimina la suciedad y también la arena, la sal y el cloro. Si este verano tienes pensado no salir del agua: ¡este es tu champú!

La mascarilla reparadora Phytoplage es densa y nada más empezar a utilizarla notarás cambios en la melena: estará más nutrida y suave prácticamente al instante. En concreto, tras los 5 minutos que necesitas dejarla actuar sobre el cabello húmedo. Una vez pase este tiempo, aclara el producto con abundante agua. 

El spray Phytoplage es un tratamiento exprés. Como si de un aftersun se tratase, desenreda e hidrata el cabello cuando hayas salido del agua. Lo puedes utilizar sobre el pelo mojado o seco, pero siempre vaporiza de medios a puntas y después peina la melena. 

El velo protector Phytoplage es invisible, pero crea una pantalla de protección que se nota en el estado del cabello. Lo puedes vaporizar tantas veces como desees y, además de trasladar a la melena todos los beneficios de ingredientes como la caléndula, el loto, la semilla de girasol y de almendro dulce, aporta un sutil aroma a jazmín y mosqueta.