¿Color duradero? Sí, es posible… si se sabe cómo mantenerlo

Cuántas veces habremos salido de la peluquería diciendo lo bien que nos han “hecho el color”. Pero una cosa es el tratamiento que nos aplican en el salón de belleza y, otra, el cuidado que le damos a nuestro cabello en casa. Si el color te dura poco y las raíces empiezan a asomar antes de la cuenta, es posible que no estés tratándolo adecuadamente. Si queremos preservar ese color vibrante y mantener el brillo post sesión beauty, te interesa seguir leyendo. 

Lo que no debes hacer

No debes sucumbir a cualquier tipo de champú. Tu cabello acaba de someterse a un tratamiento fuerte y, por tanto, los productos que se recomiendan aplicar deben estar libres de sulfatos y de siliconas para proteger los pigmentos del color. Una buena opción es utilizar la gama de productos Phytomillesime ya que combina un 95 % de ingredientes de origen natural y vegetal. 
Tampoco debes utilizar agua caliente durante todo el proceso de lavado ya que las altas temperaturas resecarán tu cabello y las cutículas se abrirán con más facilidad, lo que perjudicará al tinte.
 
Trucos “pro” para mantener el color durante más tiempo

Utilizar productos específicos. Para que el resultado tenga un impacto mayor, debemos usar los productos de la misma gama ya que buscan el mismo objetivo: prolongar el color durante más tiempo. Phytomillesime propone un ritual que potencia el color del cabello teñido en 4 pasos. Este incluye un pre-champú, champú o crema lavante, mascarilla y un concentrado de belleza

El secreto de esta gama es la combinación de sus principales activos: la manzana Red Love®, rica en antocianos, pigmentos naturales que le confieren su color rojo intenso, atrapan los radicales libres limitando la oxidación. El cabello está envuelto por un velo que lo protege de las agresiones externas, la fibra está reforzada ya que restaura la barrera lipídica, el color conservado y… ¡controla el encrespamiento!

*Tip de experta: termina el lavado con agua fría al menos durante 10 segundos. Si no puedes aguantarlo bajo la ducha, da la vuelta a la cabeza de manera que el cabello caiga por delante. Así solo mojarás la cabeza y evitarás el frío chorro sobre el cuerpo. Si aplicar este truco durante todo el año, notarás cómo tu cabello brilla mucho más.  
Ya sea rubio, platino, chocolate, castaño, cobre o, incluso tonos más difíciles como el root beer, el rosado o los azules, lo importante de mantener nuestro color es la constancia, sumado al cuidado diario. Mantener un color infinitamente más intenso ya no es un sueño. Súmate al ritual de color de larga duración de la gama de Phytomillesime.