¿Cansada de ver tu cabello dañado? ¡Ponle remedio!

No importa el tipo de peinado, corte o tinte que elijas mientras que tu cabello luzca lleno de vitalidad y salud. Lo importante es que encuentres ese tratamiento que se adapta a tu rutina y puedas integrar en tu día a día cómodamente, ¡para cuidar tu cabello sin darte apenas cuenta!. Aquí tienes algunas propuestas, todas ellas de la gama Phytokératine, para que selecciones la que más te encaje:

- Si eres de las que se duchan con prisa y no tienes tiempo de aplicar más de un producto bajo el agua: tu tratamiento perfecto es el champú rellenador Phytokératine. Un champú sin sulfato que limpia suavemente y vuelve tu cabello más resistente, flexible y sedoso. Notarás cómo la queratina vegetal reconstruye la fibra capilar y el ácido hialurónico lo hidrata.

- Si estás acostumbrada a utilizar el secador a diario: antes de enchufarlo, aplícate sobre los medios y puntas húmedas una gota del sérum reparador Phytokératine. Notarás cómo tus puntas se vuelven suaves y manejables. Al contener péptidos de seda, aceites de palmera de Brasil, queratina vegetal y ácido hialurónico, este sérum recupera el brillo de tu cabello a la vez que lo hidrata.

- Si te gusta tomarte tu tiempo en el baño y disfrutar de las rutinas de belleza: aplica sobre tu melena la mascarilla ultra reparadora Phytokératine. Es, sin duda, el tratamiento más completo e intenso de la gama. Tan solo son necesarios 5 minutos para que el cabello luzca reparado y rellenado.

- Si moldeas tu cabello cada mañana para que luzca perfecto a diario: antes de cepillarlo utiliza el spray reparador Phytokératine. Este tratamiento preparará tu cabello para el uso de planchas o secador y hará que sea mucho más disciplinado y fácil de peinar. Vaporízalo sobre el cabello lavado, cepilla y peina como de costumbre, ¡no es necesario el aclarado!

Existe un tratamiento para cada tipo de rutina, ¿cuál encaja más contigo?