¡Alerta, tendencia beauty! Hair counturing

¿En qué consiste?

El hair contouring o “definición del cabello” consiste en aplicar toques de color a nuestro cabello para que con un efecto óptico de luces y sombres se resalten las zonas más atractivas de nuestro rostro. Los resultados pueden ser muchos: resaltar la frente, pómulos, nariz, ojos… y en función de lo que se busque, se aplicarán tonos desde más claros hasta más oscuros en diferentes zonas. ¡Tranquilas! No se trata de quedar a rayas como una cebra, sino aplicar toques sutiles de coloración para favorecer nuestro contorno facial.

¿Cómo aplicarlo?

Los profesionales indican que los tonos claros se han de emplear para iluminar las partes más bonitas del rostro mientras que los oscuros para esconder las imperfecciones. No se recomienda usar más de cuatro tonos diferentes entre el color base de tu pelo y el que se desea aplicar. Para resaltar los puntos de luz, las que tengan la base rubia utilizarán tonos platinos; las que la tengan castaña, tonos dorados y las que tengan el pelo oscuro o negro, se recomienda emplear los cobrizos.

Pero, de nada sirve sumarse a la moda del hair contouring si no se cuida el cabello correctamente.

¿Cómo mantenerlo?

Para que la técnica de coloración aplicada dure y perdure después de la sesión de peluquería, se debe utilizar productos que velen por nuestro color. Phytomillesime propone seguir un ritual de cuidado que actúa como una barrera protectora del cabello que atrapa los pigmentos en el corazón de la fibra. Además, el complejo “color locker” restaura, protege y prolonga el brillo y la intensidad del color.

*Truco de experta*: el tratamiento incorpora un pre-champú. Si no estás acostumbrada a utilizarlo, incorpóralo a tu ritual para un acabado de profesional. Notarás cómo el cabello queda perfectamente protegido y el color prolongado en el tiempo. Se aplica en seco de medidas a puntas antes del lavado.